Destinos

El Coliseo Romano, como era hace 2.000 años

A partir del próximo 1 de noviembre, con la apertura del Atico del Coliseo romano, el célebre anfiteatro podrá ser visitado tal como era hace 2.000 años, en el apogeo del Imperio.

El fragor de las armas, el rugido de las fieras enfurecidas, los gritos, el público: asistir a un espectáculo en el Coliseo hace 2.000 años debía ser un espectáculo de tintes muy fuertes, señaló la arqueóloga Rossella Rea.
”Una mezcla increíble de ruidos y olores” envolvía a los 50.000 espectadores de todo nivel social, ordenadamente divididos en diversos anillos, cada uno en su asiento: de mármol para los más pudientes, de madera para la plebe, que estaba confinada a las partes más altas, donde apenas se veían los detalles de los combates y también los ruidos llegaban más atenuados.
Desde allá arriba la vista de conjunto era, sin embargo, única y espectacular, una maravilla que después de más de 40 años vuelve a ser accesible a todos, con un nuevo itinerario de visita -a partir del 1 de noviembre- que suma una nueva pieza al encanto del monumento más visitado de Italia.
”Un espectáculo inolvidable”, comentó el ministro de Cultura, Dario Franceschini, que ya apunta a la restauración de los subterráneos (el contrato está por ser firmado y los trabajos durarán un año y medio).
Por razones de seguridad, el nuevo recorrido será reservado a grupos de un máximo 25 personas acompañadas por un guía. Comienza en el tercer nivel del anfiteatro, después de atravesar la única galería aún conservada como era originalmente.
La entrada costará 9 euros, y 15 si la visita se une a los subterráneos y el nivel de la arena, con reserva obligatoria.

Booking.com