Air News

Terminal de Trans World America (TWA) en JFK será hotel de lujo

La histórica terminal de la aerolínea Trans World America (TWA) en el aeropuerto JFK de Nueva York tendrá renacerá en forma de hotel de lujo.

Será una estructura de 500 habitaciones, que preservará la arquitectura curvilínea de la obra maestra del arquitecto Eero Saarinen y que fue el símbolo de la era del jet ("jet age") en Nueva York.
Una obra maestra que lamentablemente el arquitecto y diseñador estadounidense, nacido en Finlandia, nunca vio realizada porque murió prematuramente de cáncer a los 51 años, en 1961, un año antes de la inauguración.
La terminal, en forma de un haz de alas en vuelo posado en tierra, fue cerrada en 2001 y en 2005 incluida en el Registro Nacional de Lugares Históricos de Nueva York.
Ahora será la recepción y foyer más grande del mundo de un hotel que se eleva sobre dos torres laterales, y con las cuales se conecta a través de dos corredores elevados como los que transportan a los pasajeros de la terminal a los embarques.
También se reproducirá el panel de informes de vuelos de Solari, exactamente como hace 54 años cuando fue proyectado por el arquitecto Gino Valle, sobre una tecnología desarrollada por el italiano Remigio Solari en los años 50.
Una vez abierto, el TWA Hotel -situado junto a la Terminal 5 de Jet Blue y accesible también mediante el "airtrain", contribuirá a hacer del aeropuerto Kennedy un destino en sí mismo además de un espacio de negocios con sala de conferencias y eventos, restaurantes y una plataforma de observación.
El hotel es un proyecto de 260 millones de dólares que estará conectado también con un Lockheed L-049 Constellation, afectuosamente apodado "Connie", el cuatrimotor fabricado por la compañía norteamericana Lockheed Corporation a partir de 1943.
El avión será transformado en restaurante y bar.

ImprimirCorreo electrónico

Booking.com